Gianina Figueroa, integrante de Unapyme: “Este modelo ha sido tremendamente cruel”

Por: Elizabeth Murga

Giannina Figueroa, destacada empresaria viñamarina, fue la cara visible de las pymes que enfrentaron la colusión del papel higiénico de las grandes empresas. Hoy es miembro del directorio de Unapyme, organización sectorial que agrupa a las empresas de menor tamaño y que lucha por ganar terreno en el ámbito de las decisiones.

Junto con este gran desafió al que fue llamada a ser parte por su gran trayectoria profesional, Gianina Figueroa es también presidenta de la organización Mujeres Líderes, que busca la emancipación económica del género en torno al emprendimiento. Cabe destacar que dicho organismo también realiza capacitaciones periódicas, seminarios y todo lo necesario para empoderar a las mujeres con una marcada perspectiva feminista.

Así la exitosa empresaria se divide entre estos grandes roles, sin descuidar ninguno, porque ambos van de la mano: uno apunta a reducir las desigualdades de género en el mundo empresarial y en todo ámbito de la vida y el otro, a generar mayores espacios de participación para las pymes en la toma de decisiones, reducir las diferencias de mercado y terminar con el favoritismo legislativo del que gozan las grandes empresas.

CONTRA LA COLUSIÓN

¿Cómo fue la experiencia de encabezar el frente contra la colusión del confort desde la vereda de las microempresas y las pymes?

Esa experiencia yo creo que tiene que ver con la indignación que tienen muchos chilenos en distintos ámbitos. Cuando sale el tema de la colusión a flote, las pymes hace rato que entendíamos que irregularidades como esta no pasan solamente en el rubro de papel higiénico o de los productos de limpieza, sino que pasa en todos los rubros en los que las pymes participamos.

Aquí hay una competencia tremendamente desleal, hay una concentración del mercado muy peligrosa y haber participado desde mi experiencia, pudo sumar también el descontento de las organizaciones y los gremios para hacer sentir que esto no era un problema menor, sino que se trata de algo que hemos venido arrastrando desde hace mucho tiempo. La instalación de este modelo ha sido tremendamente cruel y ha sentado las bases de la desigualdad más profundas de las pymes.

Pero finalmente tras el revuelo mediático de la colusión del papel higiénico, finalmente no pasó nada a nivel legal con las grandes empresas, ¿pero con las pymes cómo cambió el panorama?

Eso es materia de investigación aún. Nosotros al respecto no estamos tan avocados al tema específicamente del papel, porque nosotros estamos concentrados en una agenda a largo plazo con objetivos estratégicos y especialmente estamos desarrollando un modelo sostenible planteado por las Naciones Unidas, que apunta específicamente a que cualquier emprendimiento o negocio debe integrar en su gestión operacional, en su modelo de gestión, los impactos económicos en la producción, los impactos ambientales, el impacto social y estamos mirando también las integraciones de todas las pymes de América Latina, con las cuales sufrimos exactamente los mismos problemas.

Estamos tratando de impulsar las mesas de trabajo con el Ministerio de Economía, como para poder desde ahí incidir con una lógica que tenga que ver con la verdad de lo que nos sucede a nosotros las pymes, para ver como regularizamos todo este tipo de situaciones para una economía mucho más sana, sin desigualdades.

O sea que todo esto de la colusión quizás a ustedes les dio la oportunidad de pensar más a futuro y ponerse como meta ser parte, como microempresarios y pymes organizados, de las decisiones que se toman en torno a las políticas económicas que deberíamos tener de aquí para adelante…

Lo que pasa es que el trabajo de la organización de las pymes en Chile lleva mucho tiempo. El tema de mi incorporación al gremio, en este caso a la Unapyme, tiene que ver con una invitación que me hacen los dirigentes nacionales para poder integrar un lugar, un trabajo común y poder incidir en las políticas económicas, pero la incidencia se viene haciendo desde hace muchos años. sin

embargo, tras todo el revuelo mediático que causó la colusión del papel higiénico hay una mirada y un cambio político profundo en el sistema que está imperando hoy en día y ese es un trabajo que las organizaciones y las pymes organizadas pueden lograr justamente con la fuerza de la unión.

Una pyme tiene 156 mil asociados, con organizaciones tan diversas como la Asociación de Ferias Libres de Chile, Avico, Contramen, Conagro, Confatec, Unapyme BioBio y la idea es justamente, favorecer a las organizaciones como para poder incidir en todo lo que se viene. Por eso es que Unapyme es parte de las mesas de trabajo con el Ministerio de Economía para incidir en los temas de financiamiento, de accesos al mercado, capacitación, institucionalidad, innovación, que son temas que nosotros en forma organizada tenemos que poder plantear, vigilar, hacer propuestas, mirar modelos distintos, especialmente en América Latina.

COMPROMISOS DE LA PRESIDENTA

¿Han hablado con la presidenta Bachelet al respecto?

Bueno la presidenta ha recibido a Unapyme el último tiempo, varias veces. Ella ha estado siempre disponible para poder solucionar o poder dar mayores garantías con el fin de tener una economía muchos más sana en ese sentido, pero aquí hay un trabajo por hacer que es mucho más profundo que tiene que ver con el Estado de Chile y que es una planificación estratégica que va a durar tal vez mucho tiempo y en la que nosotros tenemos que obviamente ser parte de esa discusión.

¿Y cuáles fueron los compromisos que les hizo la presidenta en todas estas materias que plantean?

Bueno los compromisos de la presidenta siempre han tenido relación con que nosotros seamos integrados en todas las instancias, de hecho estamos trabajando con el Ministerio de Economía, con el Ministerio de Relaciones Exteriores, con los fomentos productivos, somos parte de Chile Compra, las mesas productivas, que también seamos parte de las mesas consultivas del Ministerio de Relaciones Exteriores.

Ahí se nota una apertura hacia las pymes, ya que hoy por hoy podemos estar en conversación directa con las autoridades en estas mesas de trabajo que son vinculantes y desde nuestra propia tribuna también podemos incidir en las políticas públicas, la vigilancia del fomento, ver cómo son mucho más productivos estos fomentos y cómo incentivan mucho más la proliferación de una economía sana.

¿Y qué falta hacia donde hay que avanzar según tú o el gremio en general?

El trabajo como te decía, viene desde hace mucho tiempo, pero creo que tal vez debe tomar mucho tiempo más. Hay un tema no menor y es el de superar las desigualdades porque eso es terminar con la baja participación del sector de las pymes en el PIB nacional por ejemplo. Chile es el segundo país del mundo con en el aporte al PIB más bajo de las pymes y eso no es menor, la concentración del mayor aporte del PIB lo tienen aproximadamente 2 mil megas empresas de Chile. Ahí hay un desafío tremendo ¿Cómo nosotros logramos ser más aportadores al PIB?

UNAPYME

¿Cuéntanos cuáles son los objetivos que tiene Unapyme?

Bueno uno de los objetivos principales es trabajar en los 17 acuerdos de Naciones Unidas que apuntan al emprendimiento y a los negocios, que como te decía, tienen que integrar en su gestión operacional y de modelo de gestión los impactos económicos. No puedo seguir por ejemplo depredando el medio ambiente, en el tema de responsabilidad social que tienen que tener las pymes, donde debemos ser capaces de repartir los beneficios.

Esta es una mirada de una pyme distinta, ¿cómo yo también soy un aporte íntegro?, eso tiene mucho que ver con el desarrollo sostenible, la banca ética, la diferenciación en las tasas para las pymes en los bancos, el mayor acceso al crédito, el pago oportuno por parte del Estado cuando las pymes somos unos de sus grandes vendedores.

Y apropósito de repartir los beneficios que van generando las pymes, ¿cómo son las pymes chilenas con sus empleados o colaboradores?

Bueno las pymes con sus empleados tratan de ser lo más responsable posible y están siguiendo la legislación como corresponde. Tú has visto casos en que somos tremendamente castigados por el no pago de un IVA o tal vez de una imposición, pero esa vara se mide de una manera distinta con el gran empresario.

Cuando tú no eres capaz de acceder a grandes negocios, lo que nosotros hacemos es ir bicicleteando mes a mes porque las condiciones del mercado son difíciles, la competencia es muy feroz. En el caso del papel higiénico nosotros tenemos un 8% del mercado, en el que además las pymes competimos entre nosotras mismas, porque lo otro es infranqueable.

Cuando tú tienes un mejor acceso al crédito, cuando tienes la posibilidad de competir en un mercado no tan cerrado como éste y cuando tienes la posibilidad de acceder a un fomento productivo que te de la posibilidad de generar un proyecto con mejor riqueza, obviamente que puedes repartir de una mejor manera, pero si todas esas condiciones no se dan es muy difícil que las pymes puedan hacer mejores contrataciones de trabajo.

Y los subsidios que da el gobierno para complementar sueldos para los que contratan jóvenes con capacidades diferentes, mujeres, adultos mayores, entre otros, ¿ustedes no tienen la opción de tomarlos?

Sí, por supuesto. Si nosotros ocupamos todos los recursos que se pueden ocupar. Pero es distinto, cuando hablamos de participación de mercado, ahí está el gran talón de Aquiles… la concentración del mercado a nosotros no nos deja mayor crecimiento. Entonces es todo un sistema que hay que evaluar, que hay que mirar en forma sistémica y hay que aplicarla en Chile en todos los ámbitos y especialmente en el ámbito de la pyme.

¿Cómo enfrentas tu doble rol como Presidenta de Mujeres Líderes y ahora como una integrante del directorio de Unapyme? 

Bueno uno de los grandes desafíos de las mujeres tiene que ver con la autonomía económica y este último tiempo yo me he abocado mucho a incentivar el emprendimiento de las mujeres, la asociatividad. Justo ahora estoy viajando con el Banco Estado y su programa Crece Mujer a Chiloé… en el fondo voy combinando las dos cosas desde mi rol de empresaria, desde mi rol de dirigente de gremio perteneciente al directorio de Unapyme, pero además desde mi rol de mujer feminista y activista, para mí es fundamental esta posibilidad de seguir en contacto y seguir haciendo encuentros con mujeres, poder colaborar en la capacitación y, por otro lado, también incidir en la política pública.

Nosotros como gremio somos incidentes en la política pública y ahí se me da a mí un abanico súper interesante de poder desarrollar del punto de vista humano como profesional y como empresaria y como parte de un gremio.

¿Y cuáles son tus propias expectativas y desafíos personales en torno a la Unapyme y las organizaciones donde participas?

Uno de los desafíos más importantes tiene que ver con impulsar el desarrollo de las empresas de menor tamaño, porque ese es un factor de estabilidad económica y eso da un freno a la concentración. Impulsar el desarrollo en nuestro sector significa desplegar el potencial de crecimiento económico y con ello apoyar un desarrollo más sustentable e inclusivo.

Esa es la clave, impulsar el desarrollo de las empresas de menor tamaño y ese es un compromiso que tiene que hacer el estado de Chile y que tienen que hacer también los privados y eso es lo que nos queda como gran desafío por delante. El problema de la desigualdad se ha transformado en un nudo súper difícil de desatar y es consecuencia directa de las relaciones de producción existente de una muy alta concentración económica.

Si Chile quiere avanzar hacia un desarrollo económico y social más integral deberá hacerlo generando más igualdad económica entre sus ciudadanos. Ese es el tema, cuando yo como pyme voy luchando contra este tremendo gigante que tiene toda la legislación a su favor y depreda el mercado como quiere, ahí hay una tremenda desigualdad que hace que el país sea fragmentado económicamente como está.

¿Cuándo tendremos Unapyme en la Región?

Mira uno de los objetivos de Unapyme es justamente la descentralización del gremio. Nosotros estamos en fase de formalización de la Unapyme, tendremos gente tan diversa como la cámara de turismo de Hijuelas, las floristas de Hijuelas, un grupo de microempresarios gastronómicos de Valparaíso, tenemos un gremio de medios de comunicación alternativos y estamos formando nuestro frente regional apoyados por la universidad de Viña del Mar que ha prometido conformar junto a nosotros el observatorio de las Pymes, porque una de las cosas más fundamentales desde las regiones es saber quiénes somos, cuántos somos, cuáles son nuestras necesidades, cuál es nuestra participación en el mercado, cuáles son los rubros que más se concentran en la región y por eso Unapyme ha dado la libertad, de manera muy estratégica, de que como Unapyme tengamos autonomía a nivel regional y de eso es de lo que me estoy haciendo cargo hoy día.

Ya tenemos Unapyme Biobio, Atacama, prontamente Valparaíso y así la idea es tener en todas las regiones. Y una de las cosas interesantes que se hace ahora a fin de año es el encuentro latinoamericano de pymes que está apoyado por la Cepal y el Ministerio de Relaciones Exteriores porque nuestra mirada es hacia Latinoamérica.

Fuente: La Región Hoy por Hoy

Gianina Figueroa, integrante de Unapyme: “Este modelo ha sido tremendamente cruel”

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter
Posted in Noticias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *