Opinión de UNAPYME sobre la Reforma Laboral

UNAPYME manifiesta su opinión respecto a la propuesta de Reforma Laboral:

Antecedentes Generales:

  • Una organización representativa de los empresarios de las EMT cómo la nuestra, que señala como elemento principal de la situación de precariedad en que nos desenvolvemos a la desigualdad y el abuso, comparte los criterios señalados en el Mensaje que acompaña el proyecto. No podría ser de otra manera cuando el objetivo declarado del proyecto es: “desarrollo de relaciones laborales modernas, justas y equilibradas entre las partes, en las que predominen el diálogo y el acuerdo, combinando criterios de equidad, eficiencia y productividad”.
  • Participamos activamente en la redacción de la Ley 20.416, conocida como el Estatuto de las Empresas de Menor Tamaño, que su Artículo Primero señala que las empresas en Chile deben ser consideradas de acuerdo a su desarrollo y tamaño. Hemos señalado, que éste trato diferenciado en el ámbito laboral no puede convertirse en incumplimiento general de los derechos de los trabajadores. Se debe garantizar el Principio de Igualdad ante la ley. Lo peor para el sector de empresas de Menor Tamaño sería generar dos tipos de trabajadores: a) aquellos con plenos derechos de organización y capacidad de negociación y b) trabajadores de segunda categoría en las empresas de menor tamaño sin posibilidad de organización o negociación. Según estudios e investigaciones realizadas en el ámbito de la productividad, las grandes empresas en relación con las EMT es superior a 7 veces. La calidad de los RR.HH en las EMT inciden mucho en la productividad de las mismas. Por esta razón, hemos señalado que no compartimos y nos opondremos a aquellos que dicen “si a la reforma, pero sin las mipymes”.

Aspectos positivos de la Reforma:

Primero, a diferencia de la segmentación establecida en el Estatuto de la EMT (ley 20.416) las reformas del Código del Trabajo propuestas en el proyecto está enfocado por NÚMERO DE TRABAJADORES CONTRATADOS, es decir, Microempresa hasta 9 trabajadores; pequeña empresa de 10 a 49 trabajadores y mediana empresa entre 50 y 200 trabajadores.

Segundo, el proyecto de reforma se refiere al ámbito de los derechos COLECTIVOS y no individuales que contiene el Código del Trabajo. Es decir, pone al día la legislación laboral de acuerdo a los tratados internacionales, concernientes a organización, rol del sindicato y negociación colectiva.

 

Desafíos:

  • Fortalecer el Cumplimiento de la Normativa en las Empresas de Menor Tamaño

La situación de precariedad del sector de EMT respecto a su aporte a la generación de riqueza del es menor al 15 %;  Su aporte a la generación del trabajo fluctúa en el 67% de la fuerza laboral del país; y la existencia de 700 mil empresas informales, que en promedio trabajan con al menos 1 más, no están sustentados en la existencia de procesos de negociación o ampliación de derechos sindicales.

Esperamos que el ejercicio de los plenos derechos de los trabajadores no ponga en peligro a las EMT. Propusimos en la Mesa Técnica Mipyme- del debate pre legislativo- consideraciones generales y particulares. Las primeras se refiere a la aplicación de sanciones, multas derivadas de la aplicación de la nueva normativa que se propone y la posibilidad de sustituirlas por alternativas de asistencia al cumplimiento o programas de capacitación. Esto es relevante pues el sector de las EMT la organización y existencia de sindicatos y la realización de procesos de negociación colectiva son prácticamente inexistentes.

Hemos señalado que la exclusión del sector de empresas de menor tamaño es un factor relevante del desarrollo y estrategia económica del país. La desigualdad y el abuso del que somos objeto, son fruto de la concentración de la economía en alrededor de 200 medianas y grandes empresas.

Si no se generan condiciones económicas, culturales, sociales inclusivas, la ampliación de los derechos colectivos de una parte significativa de los trabajadores chilenos será sólo letra muerta en un papel  y, probablemente, aumente la informalidad y la precariedad en las EMT. Lo anterior, va en sentido contrario a lo que Unapyme-Emt ha planteado como objetivos estratégicos y propuestas.

  1. Derecho de información. En las empresas micros y pequeñas se rebaja las exigencias respecto de la información que deben entregar a los sindicatos y se establece que la información periódica deberá ser entregada en forma anual, en caso de tenerla, considerando que la reforma tributaria aprobada contempla el balance simplificado (ingresos y egresos) además del valor actualizado del contrato colectivo anterior si existiere y costos globales de la mano de obra.

Con todo, los microempresas sólo entregarán la información que, de acuerdo a la legislación financiera o tributaria dispongan. Creemos que esto debiera ampliarse también a las pequeñas.

  1. Información de la actividad productiva o sector económico. En los casos que sea requerida la reunión preparatoria para la entrega de información, la Inspección del Trabajo podrá solicitar al Ministerio de Economía, Fomento y Turismo información general de la actividad o rubro que desarrolla la pequeña o micro empresa para ponerla a disposición de las partes. El Ministerio de Economía deberá entregar la información en el más breve plazo. Esto no considera la particularidad y singularidad de la mipe (micro y pequeña empresa) y, por lo tanto, debiera ser anulado.
  2. Reunión de asistencia técnica para la negociación colectiva. En las mipes y aquellas que negocian por primera vez, las partes estarán facultadas para que una vez presentado el proyecto de contrato colectivo soliciten a la Inspección del Trabajo las cite a una reunión conjunta (entre el sindicato y el empleador) de asistencia técnica para llevar a cabo la negociación colectiva. La Inspección del Trabajo informará a las partes sobre el procedimiento, los plazos, los derechos y las obligaciones de las partes en la negociación de que se trate. Debiera considerarse a los grupos negociadores que no se contemplan.
  3. Mediación. Se considera una acción más intensiva de la Inspección del Trabajo en los procesos de mediación que lleven a efecto durante la negociación colectiva en las empresas de menor tamaño. En el proyecto se fortalecen los instrumentos y opciones de mediación, estableciendo que las partes en cualquier momento, tendrán el derecho a solicitar mediación voluntaria de común acuerdo por las partes; obligatoria (una vez votada la huelga y a petición de cualquiera de las partes) y forzada (en los casos de incumplimiento del principio de buena fe en la negociación). Solo señalar que la Inspección debe jugar un rol neutral (y no pro trabajador per se) considerando las particularidades de la relaciones laborales en las mipes.
  4. Piso de la negociación. El piso de la negociación considera las mismas estipulaciones del contrato vigente, excluida la cláusula de reajustabilidad, el incremento real, los pactos de condiciones especiales de trabajo y el bono de término de la negociación. Además las partes pueden acordar modificaciones a las estipulaciones del piso en el sentido que estimen necesarios. Para UNAPYME, esto debe quedar mejor explicado. Especialmente, porque es un sector que ha venido perdiendo en los últimos 30 años permanentemente su participación en los mercados. Esto condiciona el piso. Claramente esta cláusula debiera ser sólo para la mipe, controlando que medianas y grandes empresas utilicen subterfugios para “achicarse”
  5. Sanciones por prácticas antisindicales o desleales en la negociación. Con el objetivo que estas empresas sean sancionadas por las autoridades, con multas acordes con su capacidad financiera, se diferenciará en la aplicación de sanciones, la gravedad de la infracción, su reiteración, el número de trabajadores a los que afecta y la disponibilidad de la empresa a revertir la conducta, como parámetros generales. Claramente esta cláusula debiera ser sólo para la mipe, controlando que medianas y grandes empresas utilicen subterfugios para “achicarse”

 

Sobre esta base UNAPYME-EMT apoya lo propuesto para que efectivamente el sector de las EMT avance en la disminución de las brechas de desigualdad en materia laboral.

Además de lo anterior existe el compromiso de la Ministra del Trabajo de instalar un a Mesa de Trabajo para resolver los otros temas que desde las EMT hemos planteado:

  • Capacitación, Certificación y Formación Continua
  • Dependencia en el trabajo de taxistas y colectivos que efectúan entregas (arriendo de herramientas de producción)
  • Regulación del subcontrato
  • Situación de las OTEC

Nuestro principal desafío

El tema de las empresas de menor tamaño o Mipe, no son las mejoras salariales de sus trabajadores sino la sustentabilidad de las empresas. Para lograr lo anterior, la Reforma laboral requiere de otras decisiones vitales, tales como: acceso a mercados, acceso a financiamiento, acceso al fomento productivo y mejora de los RR.HH y una institucionalidad que considere el tamaño y el desarrollo de las empresas como un actor relevante dentro de las políticas económicas.

13 de abril de 2015.

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter
Posted in Noticias, Sin categoría.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *