Pymes alertas: aumenta desempleo con una caída del empleo no asalariado (-2%) y asalariado (-3,6%)

El estudio realizado por el Centro de Microdatos del Departamento de Economía de la Universidad de Chile y presentado por su Director, el economista Jaime Ruiz-Tagle, arrojó una tasa de desempleo en el Gran Santiago de 9,4%. Esta cifra equivale a 289.300 personas desocupadas y significa un aumento de 2,6 puntos porcentuales respecto a la medición de diciembre de 2015 y también un aumento de 2,6 puntos porcentuales en relación a marzo de 2015 (en ambos casos la tasa fue de 6,8%).

El Director del Centro de Microdatos precisó que la variación anual de 2,6 puntos porcentuales es de una magnitud superior a los niveles observados en los últimos 24 meses y se explica principalmente por una contracción del empleo de -3,2% y una disminución de la fuerza de trabajo de -0,5%, en el mismo período. Ruiz-Tagle añadió que la cifra de desempleo “confirma el proceso de ajuste del mercado laboral identificado en el trimestre anterior, en consistencia con el escenario macroeconómico actual”. Efectivamente, en la medición del trimestre anterior hubo indicios de contracción del empleo cuando se revirtió la tendencia en la creación neta de empleos observada desde diciembre de 2009.

En su exposición, Jaime Ruiz-Tagle puntualizó que la evolución de la tasa de desempleo registró un alza importante respecto de un año atrás, quedando en un nivel superior al de los últimos cinco años, en un nivel que no se observaban desde marzo de 2010.

De acuerdo al estudio del Centro de Microdatos, los sectores económicos que registraron las mayores caídas en empleo fueron Industria Manufacturera (-7,5%), Servicios de Gobierno y Financieros (-20,1%) y Servicios Personales y de los Hogares (-7,7%). Por su parte, se produjeron aumentos en empleo en los sectores de Construcción (8,4%), Servicios Comunales y Sociales (9,6%) y Transportes y Otros (5,4%).

Desde la perspectiva del tipo de empleo, Jaime Ruiz-Tagle constató que en el transcurso del último año el empleo no asalariado cayó en -2,0% y el asalariado en -3.6%. El primero se debe a la caída de -8,8% de los empleadores y de -0.8% de los trabajadores por cuenta propia; en tanto la baja de los asalariados se explica por la caída de -7,2% de los empleados, que se compensa levemente por el aumento de 1,2% de los obreros.

Como un anexo a la Encuesta de Ocupación y Desocupación se realiza la Encuesta de Expectativas Económicas en el Gran Santiago. En los datos presentados por el profesor Roberto Álvarez el Índice de Confianza de los Consumidores mostró una disminución de 4,6 puntos respecto al trimestre anterior, mientras que el mismo indicador exhibió una caída de 5,1 puntos en comparación con la medición de marzo de 2015. “Este nivel se ubica 8,6 puntos por debajo del promedio de los últimos 14 años”, señaló el académico.

En cuanto a los índices que miden ‘sensación’, en la ‘situación actual’ se registró una baja de 2,3 puntos porcentuales, en tanto en la ‘situación familiar’ se observó una caída de 4,0 puntos porcentuales, cifra que contrasta con el alza observada en diciembre.

En lo que respecta a los índices que evalúan ‘percepción’, ambos experimentaron bajas. El índice de ‘situación esperada’ cayó 7,0 puntos, en línea con las caídas observadas desde 2014; por su parte, ‘situación del país’ bajó 4,0 puntos, en contraposición con el alza de 5,4 puntos de diciembre.

El estudio arrojó que la brecha entre quienes responden que sus ingresos bajaron y los que respondieron que subieron pasó de 8,6 puntos a 10,5 puntos.

Del análisis del índice de optimismo se extrae que todos los estratos manifestaron una baja en la punta, con mayor intensidad para los estratos medio y bajo. Ello se refleja en la disminución en la compra de durables que disminuyó 5,3 puntos (especialmente en estratos medios y altos). Paralelamente, bajaron los planes de compra de durables en 3,4 puntos y la intención de compra de vivienda en 4,4 puntos porcentuales. Los tres indicadores se ubicaron por debajo de su promedio histórico.

Por último, en el ránking de problemas más mencionados por las personas “seguridad ciudadana” se mantiene en el primer lugar (27,3%) seguido por “falta de confianza en los políticos” (ahora con 13,6% y que en diciembre aparecía en cuarto lugar); el tercer problema más nombrado fue “sistema de salud” (10,5 %) y “bajos sueldos” pasó de ser el séptimo problema a ser el cuarto con el 7,9% de las menciones.

Fuente: Microdatos UC
Baje estudio completo acá: http://www.microdatos.cl/Modulos/DetalleNoticias?cod_contenido=607

CompartirShare on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on Twitter
Posted in Noticias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *